Recetas,Tortas

Torta de fresas y crema

El domingo se celebró el día del Padre y también mi esposo cumplió 40 años. Así que le preparé su torta favorita: Torta de fresas y crema. Que no es otra cosa que un keke húmedo de vainilla, con relleno de crema pastelera, fresas y chantilly preparado en casa. Es su torta favorita!!

En esta oportunidad, vamos a preparar esta deliciosa torta con recetas que ya les había enseñado antes: keke de vainilla, crema pastelera (les enseñe cuando hice profiteroles y tartaleta de frutas) y crema chantilly (receta de tres leches).

También les enseñaré a decorar la torta usando una manga y una cuchara. 😮

Espero lo puedan preparar, pues además de deliciosa, es muy fácil de preparar.

INGREDIENTES

Para el keke de vainilla:

8 huevos (separar claras y yemas)

200 gramos de margarina (de preferencia a temperatura ambiente)

500 gramos de azúcar blanca

4 tazas de harina preparada (Solo si no tienes harina preparada usa: 4 tazas de harina sin preparar + 2 cucharadas de polvo de hornear + 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio)

1 tarro de leche evaporada

1 cucharadita de esencia de vainilla

Para la crema pastelera:

6 cucharadas de maicena

1 taza de azúcar blanca

2 tazas de leche

5 yemas

1/8 cucharadita de sal

1 cucharadita de vainilla

Para la crema chantilly:

2 tazas de crema de leche (no evaporada ni el lata)

85 gramos de azúcar impalpable

PREPARACIÓN

Empezamos cerniendo la harina tres veces.

Ahora, a velocidad baja, batimos el azúcar con la margarina hasta que esté bien integrado. Parece una especie de arenilla, pero es uniforme. Si se pega un poco de margarina en la espátula, hay que detener la batidora, corregir con un cuchillo limpiando la espátula y seguir batiendo.

Luego incorporamos las yemas, una por una. Eso significa que se debe integrar la primera antes de agregar la siguiente.

Cuando nuestra masa ya esté uniforme, vamos a preparar la harina y la leche intercalados. Esto es, agregamos 4 cucharadas de harina y luego un chorrito de leche. Así sucesivamente para terminar con los ingredientes.

Luego agregamos la vainilla y nuestro keke está casi listo.

Pero no nos olvidemos de las claras, tenemos que batirlas a punto nieve hasta que puedas voltear el bowl sin que se caigan. (Si no te sale exactamente así, no hay problema, nada está escrito en piedra, igual el keke te saldrá delicioso).

Luego agregamos la mitad de las nieves a punto nieve con la masa del keke y mezclamos con una espátula con movimientos envolventes.

Esta receta alcanza para una torta grande. Puedes colocar la masa en un molde grande y luego de hornear, lo cortamos en dos discos. O si prefieres, puedes dividir la masa en dos moldes.

En esta oportunidad, en vez de hacer una torta grande, hice dos tortas pequeñas. Asimismo, dividí la mitad de la masa que reservé para esta torta, en dos moldes iguales. Corté con papel manteca el fondo de los moldes y enmantequillamos y enharinamos los moldes. Con eso evitaremos que se pegue el keke al momento de desmoldar.

Dependiendo de la cantidad de masa que usemos en cada molde, el horneado puede demorar de 30 minutos a 1 hora. Lo importante es hornearlo a 175 C°. Cuando veamos que el keke esta doradito, y colocamos un palito y éste sale limpio, significa que ya está. Dejamos enfriar en una rejilla. Si vemos que se infló demasiado, cortaremos el exceso con un cuchillo serrucho.

Mientras está en el horno podemos preparar nuestra crema pastelera. La receta la encuentras en este enlace. La puedes guardarla en la refrigeradora una semana si deseas. En mi caso, me gusta usarla el mismo día que la preparo.

Desmoldamos el queque con cuidado. Nos ayudamos de un cuchillo y luego despegamos el papel manteca que colocamos en la base.

Un truquito, para que nuestro queque esté húmedo y suave siempre. Hay que untarlo con almíbar ayudándonos con una brocha. En esta oportunidad estoy usando el almíbar de los duraznos en conserva, porque sé que ese sabor le encanta a mi esposito. Humedecemos ambos discos del queque.

Sin embargo, si prefieres puedes usar un almíbar neutro preparado en casa. Colocar una taza de agua, con una taza de azúcar. Mezclamos bien. Llevamos al fuego y apagamos cuando rompa el hervor. Lo dejas enfriar. Lo puede guardar en la refri por mucho tiempo y usarlo cada vez que desees humedecer queques o biscochos.

Regresando al armado y decorado de nuestra torta, primero colocamos uno de los discos en el plato donde presentaremos la torta. Luego, colocamos crema pastelera encima de dicho disco, de forma generosa. A continuación, agregamos con cuidado el segundo disco de queque.

Verificamos que la torta esté nivelada y ahora sí, vamos a decorar con el chantilly y las fresas.

La receta de una deliciosa crema chantilly casera la encuentras en este enlace. Recomiendo prepararla justo antes de decorar la torta, para que la torta nos dure más tiempo.

Con la ayuda de una espátula cubrimos toda la torta. No es necesario que nos salga muy recto o perfectamente cubierto y todo sea homogéneo. La perfección es enemigo de lo bueno. Además, vamos a decorar con la manga.

Estoy usando una manga y una cuchara. Es la primera vez que uso esta técnica y quedé feliz con el resultado. No es necesario que tengas una boquilla, pero en caso uses, que sea la boquilla recta.

En la cara superior de la torta, hacemos picos de crema e alrededor de la torta como si fuera un anillo, como se ve en la foto.

Luego agarramos una cuchara y aplastamos los picos de crema y empujamos cada pico hacia el interior, de manera que parezca una lágrima aplastada.

Ahora hacemos más picos en el circulo interior contiguo. Aplastamos con la cuchara. Si nuestro queque es grande, nos alcanzará para hacer este paso una vez más.

Que opinan? quedó muy bien! Si o no?

Utilizamos la misma técnica para la pared de la torta. Tenía poca crema pero quedó bien. Empezamos haciendo los picos necesario para cubrir la pared de piso a techo. Yo usé 3 picos. Luego aplastamos con la cuchara en el mismo sentido.

Luego, hacemos lo mismo encima de la punta de cada pico aplastado. Hice tres picos más y volvía a aplastar. Seguimos realizando este paso hasta terminar de cubrir toda la pared de la torta. Es muy fácil, no?

Finalmente decoramos con fresas en la parte del medio de la torta. Para ello, hacemos un anillo de fresas pequeño al centro y luego decoramos al interior.

Queda demasiado deliciosa. 🍓😍

video

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *