Helados,Recetas

Tornado o pionono de chocolate con helado

Queridos lectores, esta semana seguimos con las recetas de verano. Les comparto una receta que nunca antes había preparado pero que me quedó muy deliciosa. Es el famoso Tornado o pionono de chocolate relleno de helado de vainilla. Mi hjo mayor que nunca antes lo había probado, le encantó.

Asimismo, aprovecho esta receta para enseñarles el método para hacer helado usando batidora de mano.

Espero lo puedan preparar en casa. Ya para la próxima semana estoy pensando qué receta les compartiré: cremolada, raspadilla o torta helada….. Se aceptan sugerencias =)

Les comento que me demoré un poquito en subirles la receta de esta semana (casi, casi no llego) porque estuve atrapada… atrapada leyendo un libro. A mi me gusta mucho leer, el año pasado leí más de 15 libros, no sé cómo, pero así sucedió. El tema es que ya estábamos a mitad de febrero y seguía en la mitad del libro 3 de Murakami 1Q84. Entonces me puse las pilas y terminé el de Murakami leyéndolo en mis pocos ratos libres, el jueves a la hora de almuerzo. El jueves en la noche empecé la trilogía de Los juegos del Hambre. Quedé atrapada literal, cada capítulo que leía lo comparaba mentalmente con las escenas de la película, me encantó demasiado. 24 horas después ya había terminado el libro de 400 páginas y ahora sí podía seguir con las recetas semanales.

INGREDIENTES

Para el helado:

1 taza (250 ml) de leche entera bien fría. No usen evaporada.

140 gramos de azúcar blanca

1 pizca de sal

480 ml de crema de leche bien fría. No usen en lata que es evaporada, sino de bolsa.

1 cucharadita de esencia de vainilla

Para el biscocho de chocolate:

60 gramos o ½ taza de harina

25 gramos o ¼ de taza de cocoa

4 huevos

una pizca de sal

1/3 taza de azúcar

1 cucharadita de vainilla

1 cucharada de miel o glucomiel

Adicionales: una charola o fuente rectangular de 40 por 25 cm aprox y papel manteca.

PREPARACIÓN:

Empezamos preparando el helado de vainilla. En esta oportunidad preparamos usando una batidora de mano. Los demás métodos los puedes encontrar en las otras recetas de helado que he subido (chocolate, fresa o maracumango).

Mezclamos la leche fresca con el azúcar, la vainilla y la pizca de sal. Mezclamos hasta que se diluya el azúcar.

A continuación agregamos la crema de leche. Revolvemos un poco con una cuchara para que se integren los sabores y llevamos a refrigerar por 2 a 12 horas para que los ingredientes se integren bien y se asienten los sabores.

Luego del plazo de reposo, batiremos el helado. Buscamos un bowl de acero grande y le colocamos varios cubitos de hielo. Luego colocamos otro bowl de acero más pequeño. De preferencia congelamos previamente los bowls y las paletas de la batidora.

Hay que batir hasta que nuestra mezcla se vuelva más blanca y cremosa. Cubrimos con papel film y llevamos los dos bowls al freezer por una hora. uno encima del otro. Aprovechamos y llevamos tambien las paletas al freezer. Solo las paletas, no el motor =P

Después de una hora retiramos todo del freezer y seguimos batiendo hasta que nuestra mezcla se vuelva más cremosita y más blanquita. Yo lo batí tres veces. Queda suavecita.

Guardamos el helado en el freezer y ya estamos listas para preparar el pionono de chocolate.

Precalentamos el horno a 180 grados centígrados.

Asimismo, enmantequillamos el papel manteca debajo y encima del papel que irá en la fuente rectangular.

Asimismo, batimos los 4 huevos a los que incorporamos la vainilla, azúcar y la glucomiel. Usamos la paleta globo.

Respecto a la glucomiel, la conseguí en Metro hace tiempo. Es muy recomendable porque hace que nuestro biscocho sea flexible. Y no se rompa cuando lo enrollemos.

Batimos a velocidad alta. Nuestra mezcla se tiene que levantar y adquirir el color de la mayonesa. El punto exacto es cuando la crema de la paleta que cae encima del resto de la crema, se quede encima y no sea absorbida por el resto de la crema. Si ven que está aguada, seguimos batiendo hasta que tengamos el punto perfecto de consistencia.

Aparte cernimos la harina, la cocoa y la sal. La incorporamos de a poco a nuestra mezcla de huevos y batimos a velocidad lenta o usando una paleta con movimientos envolventes.

Vaciamos nuestra crema en la bandeja y lo llevamos al horno por siete minutos. Colocamos la bandeja en la parte del medio del horno. Asimismo, podría demorar mas o menos minutos dependiendo de tipo de horno. Para saber si esta listo, hincamos con un palito y si éste sale limpio significa que ya se cocinó.

Luego buscamos un secador de tela limpio y espolvoreamos azúcar impalpable. Con mucho cuidado volteamos nuestro bizcocho encima del secador cuando esté todavía caliente y retiramos el papel manteca con cuidado. Luego giramos el bizcocho de tal manera que la parte que estaba pegada al papel manteca esté en contacto con el secador.

Se darán cuenta que el bizcocho es muy elástico y se puede manipular sin ningún problema. Ahora cogemos un extremo del secador y comenzamos a enrollarlo con todo y bizcocho. No se preocupen no se romperá pues le pusimos la glucomiel. Dejamos enfriar en la posición enrollada.

Cuando nuestro bizcocho esté frío, batimos nuestro helado. La batida nos ayuda a darle bastante suavidad durante el proceso de untado. De no hacerlo y poner helado durito podría romper el bizcocho cuando intentemos enrollarlo. Asimismo, en las fotos le puse un litro y medio de helado, pero fue demasiado relleno para mi gusto. Incluso no podía dar tantas vueltas al bizcocho como me hubiese gustado porque había mucho relleno. La medida exacta es un litro de helado, no mas…

Una vez batido el helado, extendemos el bizcocho enrollado y untamos todo el helado. Dejamos un par de dedos sin untar que nos permitirá cerrar el pionono.

A continuación, enrollamos el pionono por el extremo que sí untamos. y enrollamos con cuidado. En esta parte las fotos no son tan buenas pues me ayudó mi pequeña de seis años, pues como verán en las fotos, tenía ambas manos ocupadas. Hay que apurarse en esta parte, pues el helado se empieza a derretir. Terminamos de enrollar, forramos con papel film y llevamos al freezer para que endurezca.

Ya estamos casi terminando. Luego que el helado de nuestro pionono está durito y consistente, procedemos a retirarle el papel film y llevarlo a un plato largo. Espolvoreamos con azúcar impalpable y cortamos un dedo aproximadamente de cada extremo y ya está.

Pueden servirlo con fudge, ganache de chocolate o chocolate bitter derretido. Queda espectacular!!!

Buen provecho!

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *