Postres de mi infancia,Recetas

Rollos de canela / Cinnamon Rolls

Queridos lectores, espero se encuentren bien. Este mes me he demorado un montón en subir recetas, porque además de estar trabajando full time (en la modalidad home office), me he metido en SEIS cursos a distancia!! Todos los días me acuesto tardísimo y ando ojerosa, pero me gustan mucho. No tengo tiempo para nada. Prometo nunca más meterme a tantas actividades.

(Dejavú. Creo que eso dije exactamente hace un año, cuando me metí a dos elencos de baile y a no se cuántos talleres. No puedo con mi genio🤣)

Sigo llevando piano y canto, pero le sumé tres cursos de la plataforma Coursera donde puedes estudiar cursos de varias universidades del mundo. Me metí a Legaltech en la Universidad Austral de Argentina, Negociación en la Universidad de Michigan y Ciencia de la felicidad en la Universidad de Yale. Y para rematar me metí en Escritura Creativa del Centro cultural de la PUCP. A seguir avanzando 💪

Esta semana les traigo una receta deliciosa y que es fácil de hacer. Son los enrollados de canela o también conocidos Cinnamon Rolls. EL último fin de semana hice dos recetas distintas, y les comparto la que mejor me quedó:

INGREDIENTES

Para la masa:

2 cucharaditas o 7 gramos de levadura seca activa

1 taza o 250 ml de leche tibia

120 gramos de azúcar blanca

75 gramos de mantequilla a temperatura ambiente

1 pizca de sal

2 huevos

4 tazas o 640 gr de harina sin preparar

Para el relleno:

60 gr de mantequilla a temperatura ambiente

1 taza de azúcar rubia

1 cucharada de canela

Para el glasé: 

60 gramos de queso crema

1/4 de taza de leche fresca

1 taza de azúcar finita

PREPARACIÓN:

Empezamos activando la levadura. Entibiamos la leche (30 segundos al microondas aprox.). No tiene que estar muy caliente, pues sino matamos la levadura. Tiene que ser una temperatura tibiecita agradable. Si tienes termómetro, la temperatura es 40° C .

¿Sabían que la levadura es un ser vivo? La levadura es un organismo unicelular que pertenece al reino de los hongos que se llama fugí.

Luego de nuestro momento científico, agregamos la levadura a la leche tibia. Incorporamos una cucharada de azúcar y una cuchara de harina. Revolvemos. Tapamos con un trapo o servilleta y dejamos reposar cinco minutos.

En esta ocasión, haremos la receta sin usar batidora. (Si tienen batidora, usen el gancho para hacer masas de pan.)

Empezamos derritiendo la mantequilla, incorporamos el resto de azúcar y agregamos los dos huevos. Mezclamos bien.

Luego, agregamos nuestra mezcla que contiene levadura. Revolvemos bien con una cuchara o espátula.

A continuación. incorporamos toda la harina y mezclamos bien. Inicialmente con la cuchara y después con las manos. Mezclamos muy bien.

Ahora nos toca amasar por diez minutos aproximadamente. Debido a que la masa es muy suave, esta parte no nos costará trabajo. Puedes colocar un poquitín de harina sobre la mesa de trabajo y otra pizca de harina encima de la masa, solo si es necesario. Un poco nada mas.

Formamos una bolita y la colocamos en un bowl que previamente hemos untado con aceite vegetal. También untamos toda la bolita con aceite para evitar que se forme costra.

Tapamos el bowl con papel film o un mantel y dejamos reposar nuestra masa por una hora. La masa hinchara hasta duplicar su tamaño.

Luego de una hora, estiramos la masa. Aplastamos para sacar el aire y le damos a la masa una forma rectangular. Con paciencia, tratamos que nuestro rectángulo salga lo mejor posible. La masa estirada debe tener 1 cm de ancho.

A continuación, untamos la mantequilla a temperatura ambiente o derretida sobre toda nuestra masa rectangular. Agregamos el azúcar y la canela. Puedes mezclar ambos ingredientes previamente y luego espolvoreamos en la masa. Otra opción es espolvorear primero el azúcar y luego la canela.

Luego, enrollamos con mucho cuidado uno de los lados más largos del rectángulo y enrollamos. Terminamos de enrollar completamente.

Cortamos con un cuchillo discos de cuatro (4) dedos de ancho. Colocamos cada enrollado en una fuente previamente enmantequillada. Dejamos una distancia de 3 dedos entre uno y otro enrollado. Cubrimos todos con papel film y dejamos reposar por treinta minutos para que aumenten su tamaño.

Los llevamos al horno precalentado, por unos 20 minutos a 175° C o hasta que estén doraditos. Cada horno es distinto, por lo que hay que cuidar nuestros rolls.

Cuando nuestros enrollados se encuentren doraditos, los dejamos enfriar unos diez minutos antes de agregarles el glasé.

Hacer el glasé es muy fácil, solo hay que batir el queso crema, leche y azúcar finita. Batimos por 5 minutos y eso es todo. Super fácil. Otra opción de glasé es mezclar azúcar impalpable con la cantidad necesaria de agua hasta obtener la consistencia deseada.

Por último, colocamos el glasé sobre los enrollados cuando todavía estén tibios. Quedan espectaculares!!! Puedes colocar poco o mucho glasé, dependiendo del gusto de cada uno.

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *