Postres de mi infancia,Recetas

Pionono con manjar

Queridos lectores, me estoy reincorporando a subir recetas otra vez. No pude la semana pasada porque fue terrible para mi. Todo empezó un jueves que me pusieron un empaste en un diente endodonciado y también en el edificio donde trabajo nos hicieron evacuar diecisiete pisos por un siniestro que terminó siendo falsa alarma. Pero igual tuve que bajar todos esos pisos en taco aguja. El día viernes, decidí preparar una cremolada de mandarina para compartirles la receta de la semana, sin embargo sentí un terrible dolor de mandíbula, rostro y dientes. En la zona izquierda para ser mas exacta. Me dolían incluso los dientes que tienen endodoncia y que no deberían de dolerme. El dolor me duro siete días aproximadamente. Estuve con muchas pastillas para el dolor y me levantaba en la madrugada de tanto dolor. Aun no sabemos la causa del dolor, podría ser muchas cosas. Mi mamá dice que es la cremolada de mandarina, mi tía que es tensión y que necesito férula, también podría ser el dolor de pierna que obtuve por bajar tantos pisos, dolor que subió hasta mi mandíbula. Mi hermana dice que es Trastorno temporomandibular (TMD). Mi primo que es dentista aún no sabe el motivo del dolor, pero ya me tomaron una tomografía para saber qué es. Pero bueno…, felizmente el dolor ya bajó, con bastantes masajes que me hizo mi tía Soraya, salí de sus sesiones sin dolores. Acá les dejó el link de su página de facebook, la super recomiendo recomiendo: https://www.facebook.com/Eldondemismanos/

Debido a que ya me siento mejor, hoy me animé a preparar un pionono con manjar. Saqué la receta del libro de recetas Nicolini, «Qué prepararé hoy?». Me quedó buenazo y se usan muy pocos ingredientes. Espero lo puedan preparar.

INGREDIENTES

5 cucharadas o 50 gramos de harina preparada

5 cucharadas o 65 gramos de azúcar blanca

5 huevos

1 cucharadita de vainilla

1 cucharadita de miel

papel manteca

manjar blanco para untar (1 taza aprox.)

azúcar impalpable para espolvorear

Una fuente rectangular o charola de 40 x 25 cm

PREPARACIÓN

Precalentamos el horno a 175° C o 350° F. Asimismo, buscamos una fuente rectangular y la untamos con mantequilla. Luego le ponemos papel manteca encima, el cual enmantequillamos y enharinamos.

A continuación batimos los cinco huevos a velocidad alta hasta que dupliquen su tamaño. Luego incorporamos el azúcar en forma de lluvia. Seguimos batiendo hasta que se forme el punto cinta. El punto cinta es cuando la consistencia de nuestra mezcla en muy firme. Si chorreamos un poco de mezcla encima, veremos que se mantiene encima sin incorporarse a la mezcla.

Retiramos el bowl de la batidora y usamos una espátula para incoporar con movimientos envolventes la harina que ha sido previamente cernida.

Nos queda la vainilla y la miel. Recomiendo mezclar entre sí ambos ingredientes y ayudarnos con una cucharita para que esten bien mezclados. Luego de eso incorporamos a nuestra mezcla.

A continuación, colocamos nuestra mezcla en la bandeja que tiene el papel manteca y emparejamos con nustra espátula. Llevamos al horno por 12 a 14 minutos.

Luego de dicho tiempo, hincamos con un palito. Si éste sale limpio significa que esta bien cocinado. Sacamos la bandeja del horno con cuidado y dejamos enfriar. Yo uso unas rejillas de madera. Asimismo, buscamos otro azafate de metal y tapamos nuestra bandeja que contiene el pionono. Este truquito es para mantener la humedad del pionono.

Cuando se enfríe el pionono, lo volteamos sobre papel manteca, un secador limpio o una bolsa. Yo usé una bolsa y espolvoreamos con azúcar impalpable para evitar que la masa del pionono se pegue. A continuación, pelamos el papel manteca con mucho cuidado.

Ahora vamos a rellenarlo. Puedes usar fudge, mermelada, manjar blanco, etc. Yo usé manjar. Untamos con cuidado. El manjar tiene que estar lo más suavecito posible. Para ello se recomienda que esté a temperatura ambiente y que corra bien cuando lo untemos. A mi me gusta mucho el sabor del manjar Bazo Velarde.

Cuanto terminamos de untar lo enrollamos con cuidado de que sea parejo, de que no se nos pegue y que no se rompa. Con el truquito de agregar miel a nuestra masa, conseguiremos que sea flexible y es poco probable que se rompa.

Cortamos un poco los extremos, pues no quedan perfectos. Usamos un cuchillo serrucho muy limpio cada vez que hagamos un corte.

Y listo! ya esta nuestro pionono! Queda delicioso! Y les va a encantar a los peques para la lonchera. Espero lo puedan preparar y que me indiquen qué otra receta desean que prepare.

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *