Kekes,Recetas

Keke de plátano con chochochips

Este postre es uno de los primeros que hice con mis hijos pues es muy fácil darles la tarea de pelar los plátanos y aplastarlos con un tenedor. Mientras ellos hacen eso, tu vas pesando los ingredientes y ya está. Listo para ser mezclado.

Es una buena receta si deseas aventurarte en el mundo de los kekes. Asimismo, el sabor del keke es más rico al día siguiente de ser horneado, tiene un saborcito más a plátano que cuando está tibio.

Ingredientes:

5 plátanos maduros (yo suelo usar plátano de seda, pero tengo una amiga que le encanta con plátano isla)

2 tazas de harina sin preparar.

1 1/2 cucharadita de bicarbonato

2 cucharaditas de polvo de hornear

1/4 de cucharadita de sal

1/3 de cucharadita de nuez moscada molida (no pasa nada si no tienes)

2 huevos

1/2 a 1 taza de azúcar rubia (la cantidad dependerá de qué tan maduros estén los plátanos, puedes reemplazar por azúcar blanca o panela)

6 cucharadas de aceite vegetal (no usar aceite de oliva)

1/4 de taza de yogurt (puede ser yogurt natural o si deseas yogurt de vainilla)

1/4 de taza de chochips

Preparación:

En esta receta no usamos batidora, a lo mucho un batidor de mano para mezclar los huevos con el azúcar y luego con cuchara, tenedor o espátula.

Empezamos mezclando huevos con el azúcar. Cuando esté bien mezclado le agregamos el aceite, los plátanos aplastados y el yogurt. Una mezcladita más y reservamos.

En otro bowl mezclamos todos los ingredientes secos (harina, sal, polvo de hornear, nuez moscada, bicarbonato).

Mezclamos los ingredientes secos con nuestra mezcla líquida, de golpe todos los secos, un par de vueltas con la cuchara (no hay que batir mucho para evitar que el keke salga duro), y al final incorporamos los chochochips.

Colocamos nuestra mezcla en un molde previamente enmantequillado y enharinado. Llevamos al horno por mas o menos 50 minutos aproximadamente a 180 grados centígrados. El tiempo de cocción podría variar pues los hornos son distintos. Antes de retirar hay que colocar un palito para ver que esté bien cocido.

Dejamos enfriar y cuando esté frío hay que envolver en papel film y recién al día siguiente (es muy recomendable, pero no es una regla escrita en piedra), lo cortamos. Al día siguiente el sabor del plátano resalta más.

Delicioso y se puede llevar en la lonchera. Y en las tardes de invierno puedes calentarlo en el microhondas para que los chocochips se derritan.

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *