Galletas,Recetas

Galletas de vainilla bañadas en chocolate

Estimados lectores, no saben lo que descubrí. Encontré de pura casualidad una receta de galletas que me hicieron acordar a unas galletas medio picaronas.

La verdad es que esta semana quería compartirles una receta de galletas de chocolate y azúcar, pero, si bien salieron ricas, fueron demasiado empalagosas para mi gusto. Felizmente, cuando hago galletas me gusta hacer más de un tipo de galleta para tener variedad en la mesa. Entonces, estuve buscando por internet una receta de galletas de vainilla sencilla, sin ningún tipo de expectativa. Quedé gratamente sorprendida con el resultado. Quedaron muy ricas, así nomas de vainilla . Pero como estaba un poco aburrida en esta cuarentena, decidí agregarles un baño de chocolate bitter. Guauuuu! Eureka! Eran lo más parecido a esas galletas pícaras, pero en versión casera. Las horneé en la noche y a la mañana siguiente solo quedaron dos galletas. Solo dos!

Quedan bien ricas y son muy fáciles de preparar y con pocos ingredientes. La próxima vez que las prepare intentaré otras formas como cachitos o picarones. Lo prometo.

INGREDIENTES

250 gramos de harina de trigo (de preferencia sin preparar, en caso uses preparada omite el polvo de hornear)

150 gramos de mantequilla (puedes usar margarina)

150 gramos de azúcar (rubia o blanca, pero de preferencia blanca)

1 cucharadita de polvo de hornear

1 huevo

1 cucharada de extracto de vainilla

100 gramos de chocolate bitter para el baño de chocolate

PREPARACIÓN:

A continuación, batimos la mantequilla hasta que quede bien suavecita. Usamos velocidad media y la paleta de la batidora para masas. No usamos la paleta globo para hacer merengue, sino la otra. Si no tuvieras batidora, no hay problema, puedes usar una cuchara de madera (que no huela a comida) y con la fuerza de nuestros brazos batimos bien. La mantequilla tiene que estar a temperatura ambiente para facilitar el proceso.

Luego, le agregamos el azúcar en forma de lluvia. Que se integre bien y seguimos batiendo. Para conseguir que se integre bien, a veces hay que detener la batidora y remover la mantequilla pegada en las paredes de la batidora con una espátula.

Incorporamos la vainilla. Que se integre bien y seguimos batiendo. Incorporamos el huevo. Seguimos batiendo.

Aparte, mezclamos la harina con el polvo de hornear utilizando una cuchara.

A continuación, agregamos la harina de a pocos a nuestra masa. Podemos agregar un tercio, luego batimos hasta que se integre, y así sucesivamente.

Eso es todo. Nuestra masa ya está lista. Sí que fue fácil, no? Ahora colocamos la masa en un envase y cubrimos con papel film haciendo que el papel film toque la masa para que no se forme costra y llevamos a refri como mínimo un par de horas. Si deseas descansar, puedes hornearlas al día siguiente.

Cuando queramos hornearlas, precalentamos el horno a 180 C° o 350 F°.

Vamos a necesitar una fuente y papel manteca. Si no tienes papel manteca, existen una laminas de silicona antiadherente. Otra opción es usar papel aluminio, y otra opción es engrasar bien la bandeja que vayas a usar con aceite. En internet siempre hay opciones cuando no tengamos papel manteca.

Para darle forma a las galletas podemos estirar la masa y luego usar cortadores. Quedan bien. Yo use de forma corazón y estrella porque uno de mis peques estaba ayudando.

También puedes hacer bolitas de dos cm de diámetro y aplástarlas un poco. Luego le puedes hacer rallas con el tenedor. Es una forma un poco rústica pero quedan deliciosas.

Si deseas puedes hacer forma de media luna o cachitos. También puedes hacer una especie de picarones pero no muy gordos.

Colocamos las galletas sobre una fuente que tiene papel manteca (o algún sustituto). Damos una pequeña separación a las galletas de 3 dedos entre sí.

Las formas no quedaron tan perfectas porque mis hijos me ayudaron.

Horneamos por 15 minutos aprox. hasta que los bordes estén doraditos. Dejamos enfriar.

Cuando las galletas estén frías, derretimos el chocolate bitter en el microonda con el método de los 30 segundos. Es decir, calentamos en el microondas el chocolate treinta segundos y revolvemos con una cuchara. Luego, los llevamos otra vez al microondas por otros treinta segundos, cuando termine el tiempo lo revolvemos con la cuchara. Así sucesivamente hasta que esté derretido. Para esa cantidad de chocolate, lo derretí en dos bloques de treinta segundos,

Luego de eso, podemos sumergir la mitad de las galletas, pintar toda una cara de galleta o hacerles lineas de chocolate como si fueran garabatos. Para hacer garabatos, levantamos una cuchara que hemos sumergido en el chocolate y comenzamos a dibujar lineas sobre la galleta.

Luego, llevamos de a pocos, o conforme vayamos pintando de chocolate, las galletas al freezer por un par de minutos hasta que el chocolate esté durito.

Eso es todo! Es bien fácil, lo podemos hacer con los peques y quedan deliciosas!!!

Espero lo puedan preparar en casa, pues el resultado es alucinante.

Suerte!!

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *