Postres Peruanos,Recetas

Yuquitas peruanas de carretilla

Esta receta la querido hacer hace mucho tiempo. Cuando ando antojada y siempre que puedo, compro una porción de las yuquitas fritas que venden en el ex. Óvalo Balta. Es un biscocho dulce, frito y calientito. Yo pensaba que llevaba yuca en su preparación, pero no es el caso. En todo caso, viví engañada toda mi vida.

Como quien diría, nos metieron la yuca o nos dieron gato por liebre…. =)

Lo bueno de esta masa es que es muy elástica y sirve para desestresarse, porque a la pobre masa le terminamos dando tres sesiones de golpes y puñetes que termina tan blandita.

Ingredientes

200 gramos de harina sin preparar

100 ml más una cucharada de agua

1 bolsita de anís filtrante

2 cucharaditas de polvo de hornear

1 cucharadita de azúcar

Pizca de sal

1 cucharada de aceite vegetal (no usar aceite de oliva)

Aceite vegetal para freír

El anís y el azúcar no aparecen en mi foto =(

Preparación

Honestamente la preparación es bastante más sencilla de lo que pensé.
Primero, con los 100 ml de agua tibia hay que hacer una infusión de anís y colocar la cucharada de azúcar. Dejamos enfriar.

Luego, hay que colocar todos los ingredientes secos en un bowl (harina, sal, polvo de hornear)

Agregamos el aceite y la cucharada de agua y mezclamos.

Luego agregamos nuestra infusión y amasamos por 5 – 10 minutos hasta hacer una bola.

Al inicio lo mezcle con el mango de la cuchara de palo y luego ya con las manos.

Cubrimos con otro bowl y dejamos reposar una hora nuestra masa.

Luego, destapamos nuestra masa y amasamos por cinco minutos hasta hacer una bola que forraremos con papel film y llevamos a refrigerar por una hora. La amasada puede ser al estilo puñete. Es decir, golpeamos a la pobre masa para sacarle el aire. La masa esta lista para ser forrada cuando podemos pellizcar la masa y mantiene la forma.

Le di un pellizco a la masa en forma de nariz y mantuvo la forma. Eso significa que la masa está elástica y lista para ser forrada.

Luego de una hora de reposo, retiramos el papel film, nos untamos la mano con aceite y golpeamos la masa por un par minutos más, hasta que esté más elástica todavía.

Luego en una superficie limpia y con aceite, estiramos nuestra masa como se aprecia en la foto.

Mi hija de 5 años siempre me quiere ayudar en todo lo que hago.

Cortamos en tiras de 1 – 2 dedos de ancho. Cuando ya cortamos todas las tiras, procedemos a unir las tiras de dos en dos.

Unimos ambas tiras con un poco de aceite y con un palito hacemos presión para que se queden unidas.

El siguiente paso es freír. Hay que estar muy seguros de que el aceite está bien caliente para conseguir que nuestra masa se hinche en la sartén y quede bien suave. Es algo así como freír un huevo. Con el aceite frío el huevo sale tipo a la inglesa. En cambio con el aceite caliente, la clara burbujea mientras se va friendo.

Lo que queremos que nuestra masa burbujee y crezca cuando la estemos friendo.

Usamos una olla pequeña y colocamos bastante aceite que permita cubrir las yuquitas. Yo usé media botella aproximadamente.

Cuando retiramos las yuquitas, las colocamos en un bowl que tenga papel toalla para que absorba el aceite. Se frien bien rápido. Hay que estar cuidando que no se quemen y voltearlas. Yo solo pude freir de tres en tres.

Eso es todo, ya están listas para comer!!! En una reunión de grandes quedan deli deli para compartir.

Espero les guste y lo puedan preparar en casa.

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *