Recetas,Tortas

Torta chicle globo con esferas de gelatina

Queridos lectores, espero estén pasando un feliz inicio de año. Yo recibí el año nuevo en mi casa en una reunión con amigos y sus peques. Mi pequeña Rafaella cumplió 6 años el primero de enero, por eso saqué la torta minutos después de la medianoche y le cantamos el cumpleaños entre fuegos artificiales y buenos deseos.

Para hacer una torta de cumpleaños, primero reviso Pinterest con mis hijos y les creo un tablero con los modelos de torta de su elección. Luego hacemos una votación final y tenemos la torta ganadora. Con el modelo decidido, recién investigo cómo prepararla. Total, si existen tutoriales, solo es cuestión de seguir el procedimiento o improvisar en el camino.

Este año, la torta ganadora para Rafaella fue la Bubble Pop Electric Cake, así que miré el modelo y comencé a estudiar los tutoriales de cómo hacer las esferitas.

Las esferas las puedes hacer en chocolate o con gelatina. Mi primera opción fue hacer esferas de chocolate, pero no encontré los moldes de silicona en la tienda de repostería a la que siempre asisto. Y mirando bien la foto, me di cuenta que las esferas son un poco traslúcidas. Motivo por el cual, tenían que ser de gelatina sí o sí.

Hice 2 veces la receta del keke de vainilla que ya conocen. Adjunto el link con la receta aquí. Lo hicimos en cinco capas, cada una de un color distinto, pasando de un rosa suave hasta un fucsia.

Asimismo, hice 3 veces la receta del buttercream, les va a sobrar un poco y lo pueden guardar en la refri. Si desean exacto es 2 1/2 receta. La receta del buttercream ya se las compartí en el blog. Aquí también les dejo el enlace. A dicha receta le agregué unas gotitas de esencia de tutti frutti. Para que tenga sabor a chicle y haga juego con la temática de la torta y las esferitas de chicle.

Espero puedan hacer la torta es muy linda y deliciosa. Si no les gusta esta torta específicamente, al menos ya conocen la técnica de las esferas de gelatina.

Ya las siguientes recetas serán postres de verano como helado, torta helada, tres leches, tornado, hasta raspadilla… =)

INGREDIENTES

Para las esferas de gelatina:

100 gramos de gelatina en polvo

200 ml de agua

Colorante líquido fucsia

Polvo nacarado comestible fucsia

Palitos de brocheta

Globos de carnaval (son globos para llenar con agua y que son pequeños)

Inflador de globos (opcional pero muy recomendable)

Para la masa (tenemos que hacer esta receta dos veces):

8 huevos (separar claras y yemas)

200 gramos de margarina (de preferencia a temperatura ambiente)

500 gramos de azúcar blanca

4 tazas de harina preparada (Solo si no tienes harina preparada usa: 4 tazas de harina sin preparar + 2 cucharadas de polvo de hornear + 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio)

1 tarro de leche evaporada

1 cucharadita de esencia de vainilla

Para colorear la masa: colorante comestible líquido de color rosado princesa o fucsia y morado.

Tienen que preparar dos veces esta receta y luego acumulamos las masas. En total les saldrá 3,700 gramos de masa aproximadamente.

Para el buttercream:

Tenemos que hacer 3 veces esta receta:

113 gramos de mantequilla o margarina (recomiendo usar la margarina multiusos Primavera, sin sal) a temperatura ambiente

60 ml de leche

500 gramos de azúcar impalpable

Otros ingredientes para el buttercream: colorante vegetal de color turquesa y esencia de tutti frutti

Para el armado de la torta:

Grageas como puntitos de color fucsia

Grageas como perlitas de color rosado fuerte o fucsia.

Almíbar, que puede ser de la lata de durazno o preparado en forma casera. La receta del almíbar casero lo compartí en la receta de la torta de unicornio. Aquí les comparto el link.

PREPARACIÓN

Ahora sí, manos a la obra.

Primero hay que hacer las esferitas con al menos 24 horas de anticipación pues ese es el tiempo mínimo requerido de secado.

Empezamos inflando los globos pero no en su totalidad, sino un poco y que salgan redondos, no ovalados. Puedes hacer pequeños y muy pequeñitos.

Luego, clavamos los globos en los palitos de brocheta desde la parte donde se anuda. Así, cuando los clavemos no se romperan. Debemos hacer un poco más de veinte globitos pues en el proceso, algunos globos se pueden malograr.

Para preparar la gelatina, colocamos una medida de gelatina en polvo (yo estoy usando 100 gramos), colocamos una cucharadita del polvo nacarado y dos medidas de agua (200 ml) que contenga unas cuantas gotitas de colorante líquido fuxia. Mezclamos con una cucharita todos los ingredientes hasta que nuestra mezcla tenga una textura casi seca.

Tiene un mal aspecto, lo sé. Pero todo se soluciona con el poder del microondas. 15 segundos (si pueden graduar el microondas a un calor intermedio sería genial, sino no importa). Luego remueven con una cuchara, 15 segundos más y a seguir removiendo con la cuchara. Tenemos que usar un recipiente resistente al microondas y la cuchara no debe entrar al horno.

Como estoy usando una taza de vidrio refractario, me sirve para sumergir los globos usando dicha taza. Si fuese un plato sería más difícil. Luego, unto con aceite cada globo para que sea más fácil despegarlo. A continuación, sumerjo cada globo en el envase mientras procuramos no colocar gelatina en la parte de nudo pues por allí saldrá el globo cuando la gelatina ya esté dura. Escurrimos con cuidado y clavamos el palito en una superficie de tecnopor. Continuamos con todos los globos. Si vemos que nuestra gelatina se está poniendo dura otra vez, calentamos en el microondas por 10 – 15 segundos.

Cuando terminemos, vamos por una segunda capa y luego la tercera capa. Pueden experimentar y hacer un par de una sola capa, unos diez con dos capas y los demás con tres capas. Eso hará que los globos tengas dintinto nivel de transparencia. Pero tenemos que tener cuidado con los de una sola capa, pues son más frágiles. Dejamos secar por lo menos 24 horas.

Al día siguiente, sacamos los globos de los palitos. Ya estarás listos para despegarlos. presionamos un poco los globos con cuidado y cuando se hayan despegado un poco, los reventamos con el palito de brocheta hincando por donde está el nudo y nunca atravesando nuestra esfera de gelatina. Luego retiramos el resto del globo de dentro de la esferita con cuidado.

Si deseas puedes colocarle a algunos un poco de polvo nacarado por dentro. que esparciremos con una brocha. Esto es opcional y depende de si a ti te gusta el efecto.

Respecto al keke, como hicimos dos veces la receta de vainilla, tenemos 3700 gramos de masa. Lo dividimos en 5 bowls en cantidades iguales. Yo le puse 710 gramos en cada bowl.

Luego colocamos una gota de colorante en el primero, 4 gotas de colorante en el segundo, un poco má´s de colorante en el tercero, bastante en cuarto y quinto hasta que sean de color fucsia. Además, al quinto bowl le ponemos unas gotitas de morado para oscurecerlo.

vamos a tener cinco bowls con un degradé de colores. Se verá muy bien en la torta.

Horneamos por lo menos 50 minutos en un horno precalentado a 180 grados centigrados. Sabremos que estan cocinados cuando clavamos con un palito, y éste salga seco.

Estoy usando dos moldes de 20 cms de diámetro, previamente enmantequillados y enharinados. También le coloqué papel manteca enmantequillado y enharinado que puse en la base para evitar que se peguen.

El armado es muy fácil. Colocamos un poco de buttercream -que aún no coloreamos ni colocamos la esencia- en la base del plato para evitar que nuestro keke se mueva. Luego colocamos el primer keke. Estoy empezando del color más claro al color más oscuro. Untamos con almíbar (estoy usando almíbar de durazno. Luego coloco buttercream y colocamos la segunda capa. Así sucesivamente hasta terminar con los cinco pisos.

A continuación, usamos una espátula alisadora o espátula normal para cubrir toda la torta con el buttercream. Esta primera capa es delgada y tiene como finalidad atrapar todas las migas. La llamamos, capa atrapamigas. Una vez que esté bien cubierto de la primera capa, lo llevamos al freezer por 15-20 minutos.

Con lo que nos queda de buttercream, le colocamos colorante vegetal color turquesa. Usamos la cantidad necesaria hasta obtener el tono deseado. Asimismo, coloco un cuarto de cucharadita de esencia de tutti frutti.

Retiramos la torta del freezer y untamos toda la torta. Usamos la espátula alisadora y procuramos que quede liso por todos lados.

Ahora decoramos con las grajeas. Podemos usar algunas técnicas que descubrí en el camino. Primero mojamos nuestros dedos con agua y se nos pegarán las grajeas más pequeñas. Luego nos acercamos a la torta y hacemos un leve contacto que hará que las grageas se peguen en las paredes de la torta. Nuestros dedos no tienen que tocar la crema. Solo las grageas.

La segunda técnica es hacer lo mismo, pero en vez de usar los dedos, usamos la espatula previamente humedecida.

Y la tercera técnica que me pareció muy buena y usé para las perlitas es simplemente lanzarlas con mucha fuerza en el pastel. Arrojándolas. se pegaban en la masa y tenían un bonto efecto. Me pareció muy divertido. Y si además usan el celular para grabar en cámara lenta, se divertirán más.

Una última opción que no recomiendo para nada, es colocar perlita por perlita con la mano sin tocar la crema. Demora mucho y es muy frustrante para mi gusto.

Finalmente, colocamos las esferitas encima de la torta con cuidado que no se vayan rodando. Y ya está! Nuestra torta está terminada. Fácil, no??

Osea, no es taaaaaannn díficil.

Quedó linda! y lo mejor fue cuando cortamos la torta, el keke estaba deli, un poco húmedo como me gusta y con las capas en degradé.

Quedó linda, no lo creen? Espero lo puedan hacer en alguna ocasión especial o cumpleaños….

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *