Pyes y tartaletas,Recetas

Tartaleta de frutas

Queridos amigos, por fin encontré una receta de tartaleta que me quedó deli deli. Tuve que buscar un pioner antiguo de recetas, que allá por el año 2010 publicaba Veronica Rebata del desaparecido blog del diario El Comercio: El Rincón Repostero. La receta de la masa es de lo mejor.

Esa receta solo se puede encontrar el día de hoy si llegaste a imprimir la receta y a conservarla por tantos años, pues el Comercio decidió darle de baja a su blog y se perdieron sus recetas. Pero, felizmente aun tengo sus recetas impresas. La masa es muy fácil de trabajar… les va a encantar.

Para la crema pastelera sí use la receta del libro de recetas Blanca Flor de Sandra Plevisani, pues me encanta su sabor y la textura.

INGREDIENTES

Para la masa:

1/2 taza (125 gramos) de mantequilla sin sal bien fría (podemos usar margarina multiusos).

2 1/4 tazas (250 gramos) de harina sin preparar

1/2 taza (60 gramos) de azúcar impalpable

2 yemas de huevo

1 cucharadita de esencia de vainilla

2-3 cucharadas de agua bien fría

Para impermeabilizar la tartaleta: 100 gramos de chocolate bitter derretido

Para la crema pastelera:

6 cucharadas de maicena

1 taza de azúcar blanca

2 tazas de leche

5 yemas

1/8 cucharadita de sal

1 cucharadita de vainilla

Para decorar:

Frutas como fresas, durazno en lata, blueberries, frambuesas, uvas. También puedes colocarle chantilly o brillo de repostería.

PREPARACIÓN

Para preparar la masa, usaremos el procesador. En caso no tengas puedes usar la batidora para masas duras o con un cuchillo cortas bien la mantequilla.

En el procesador colocamos la mantequilla, la harina y el azúcar impalpable. Procesamos hasta que parezca una arenilla.

Luego incorporamos las yemas y la vainilla, procesamos hasta incorporar los ingredientes. Colamos el agua helada.

Sacamos nuestra masa del procesador. Si nuestra masa está fría, estamos por buen camino.

Colocamos harina en la superficie de trabajo y encima. Amasamos pocos segundos. Formamos una bola de masa y la forramos con papel film. Llevamos a la refrigeradora por lo menos durante media hora.

Que fácil es hacer esta masa!! No saben cuántas recetas he intentado para encontrar la receta ideal que he querido compartirles.

Mientras nuestra masa reposa, podemos avanzar con la crema pastelera.

En una olla mezclamos las yemas y el azúcar. Mezclamos con batidor de alambre.

Incorporamos la vainilla y la maicena. Seguimos mezclando.

Por último, agregamos la leche. Seguimos batiendo y llevamos a fuego medio.

Seguimos moviendo hasta que tome punto. Sacamos del fuego cuando veamos el fondo de la olla.

Luego colamos la crema pastelera para que tenga una mejor textura. No vaya a ser que se nos haya formado algún grumo por allí.

Luego cubrimos con papel film tocando la crema. Pues buscamos evitar que se forme una costra.

Esta masa la podemos refrigerar y dura varios días. La podemos usar para rellenar un milhojas. A mi esposo le encanta el keke de vainilla (la receté ya la subí al blog) con crema pastelera, chantilly y fresas. Su favorito.

Ahora regresamos con la masa. Enharinamos la superficie donde vamos a trabajar y estiramos la masa con un rodillo.

Amiga, hermana, mujer, si no tienes molde de tartaleta, no te preocupes, puedes usar otras opciones. Puedes usar los moldes de cupcakes o algún envase resistente al calor como una taza o el pirex con el que hacemos la leche asada. Todo sirve.

Yo las preparé de las tres formas para que vean como queda.

Este molde es simpático. Lo venden en cualquier mercado.

No se requiere enmantequillar ni enharinar el molde, pues la masa lleva suficiente mantequilla.

Estiramos la masa del grosor que consideremos adecuado. Como mis moldes son pequeños, lo hice de 3-4 milímetros.

Para usar los moldes de leche asada, hay que cortar la masa del lado más grande y luego hacer una especie de cestita en la parte externa del envase, como se aprecia en la foto.

Para usar el molde de cupcake, uso el molde de de la leche asada o de un vaso y corto discos de masa. Coloco los discos dentro del molde de cupcakes y le doy la forma.

Finalmente, para cubrir los moldes de tartaleta, usamos una porción de masa estirada y tratamos de cubrir. Presionamos en los bordes para que la masa se corte en el filo. Luego damos forma con nuestras manos.

Ahora hornearemos. Esta técnica se llama hornear en ciego. Precalentamos el horno en 200 C° o 400 F°. Cubrimos para parte con papel manteca y usamos pesitas para evitar que la masa. Las pesitas pueden ser frejoles o pallares (crudos). Estas pesitas las podemos guardar para usarlas nuevamente como pesitas. Ya no sirven para cocinarlas y preparar nuestras menestras.

Horneamos 10 minutos con las pesitas y el papel platino. Luego retiramos el papel platino y las pesitas, con cuidado de no quemarnos, y horneamos 4 minutos más hasta que los bordes estén doraditos.

Los minutos no son exactos, pues cada horno es distinto y también depende si lo ponen en la parte alta, baja o media del horno, depende del grosor de la masa y del envase que estas usando.

Para ensamblar las tartaletas, primero hay que impermeabilizar. Pues no quisiera que cuando pongan la crema pastelera, nuestra galleta se ponga suave y absorva la humedad. Entonces, tenemos que derretir chocolate bitter y pintar el interior de la tartaleta con un pincel. Dejar un minuto en el freezer para que solidifique.

Ya en otras recetas les enseñé a usar la técnica para derretir el chocolate en el horno microondas. Usaremos la técnica de los treinta segundos. Eso significa que colocaremos el chocolate en un envase resistente al calor por treinta segundos. Al terminar el tiempo revolvemos bien con una cuchara y lo metemos otra vez por treinta segundos adicionales. Luego revolvemos muy bien con una cuchara.

A continuación colocamos la crema pastelera encima. Lo ideal es que la crema pastelera este suavecita y la podamos untar con una espátula. La cantidad suficiente que llegue a cubrir la altura de la tartaleta. Eso es lo ideal.

Finalmente, decoramos con las frutas de tu elección. Yo usé fresas y durazno en lata. Pero puedes usar uvas, frambuesas, blueberries. Además puedes ponerle a las frutas encima un brillo de repostería que venden en las tiendas especializadas. Otra opción es ponerle chantilly encima.

Espero puedan preparar la receta, es muy rica y fácil.

Además, tanto la masa como la crema la pueden tener preparada en envases herméticos y guardarla. Pueden ensamblar la tartaleta rápidamente antes de servir. Quedarán como las reinas del mundo mundial.

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *