Postres Peruanos,Recetas

Picarones

Y esta semana me mande con un postre peruanísimo que no suelo preparar muy seguido en casa por falta de tiempo. Pero, por este mes me animé a prepararlos para compartir con ustedes la receta.

Les cuento que me salieron un montoooooon de picarones. Así que, si al principio no te sale bien la forma de picarón, no te preocupes, ya cuando estés friendo el picaron número 30 te habrás convertido en una experta picaronera.

Ingredientes

Para la masa:

250 gramos de camote

300 gramos de zapallo

250 gramos de harina sin preparar

30 gramos de levadura fresca o 15 gramos de levadura en polvo

1 cucharadita de azúcar

1 cucharadita de anís

100 ml del agua del zapallo hervido

Para la miel:

250 gramos de azúcar rubia

250 gramos de chancaca

1 taza de jugo de naranja

5 clavos de olor

2 ramitas de canela

1/2 litro de agua

2 hojas de higo

Preparación:

Primero hay que armarse de paciencia, pues vamos a necesitar toda la necesaria. Yo empece un domingo en la mañana y mientras mi masa de los picarones hinchaba, iba preparando mi almuerzo dominguero. Terminé los picarones justo para el almuerzo.

Ahora sí, hay que sancochar el zapallo y el camote en dos ollitas. Con la cantidad suficiente de agua que las cubra.

Cuando haya hervido, hay que retirar del fuego, colar y hacer puré de camote y puré de zapallo.

A continuación hay que pasar los purés por el colador. Reservamos.

Luego, hacemos el fermento. Lo podemos hacer con levadura seca o fresca. En mi caso, usé levadura fresca pues era la que tenía a la mano.

Mezclamos 100 ml de caldo de zapallo (no usaremos el caldo del camote), con la levadura, anís, azúcar y una cucharada de harina.Revolvemos bien con una cuchara.

Cubrimos esta mezcla que llamaremos fermento con una bolsa de plástico y lo pondremos en un lugar cálido de la casa. Yo lo puse dentro del horno (apagado) de mi cocina. Dejamos reposar nuestro fermento por unos minutos hasta que este burbujeando. Aproveche este tiempo para lavar todo lo que había ensuciado.

Cuando nuestro fermento este busbujeante como se aprecia en la foto, incorporamos el resto de ingredientes: puré de camote, puré de zapallo y harina.

Mezclamos el fermento con los dos purés. Integramos bien con una cuchara.
Agregamos el resto de harina de golpe.

Mezclamos la harina con la cuchara, pero luego ya usaremos nuestras manos.

A continuación hay que golpear la masa con las manos unos 5-10 minutos. Las fotos a partir de ahora, las ha tomado mi hijo de 7 años.

Si tienen niños pequeños y desean darles estimulación sensorial, su momento ha llegado. Que ayuden los peques a golpear la masa.

Hay que golpear la masa hasta que esté chiclosa. Luego, cubrimos el bowl con una bolsa, luego cubrimos con un secador y hay que guardarlo en un lugar tibio de la casa. Nos olvidamos de la masa por lo menos por un par de horas hasta que haya duplicado su tamaño.

Para preparar la miel, primero hay que rallar o cortar en trozos pequeños la chancaca. Agregamos todos los ingredientes en una olla: agua, canela, clavo, chancaca y jugo de naranja.

Llevamos a fuego intermedio, moviendo constantemente. Hay que diluir la chancaca en la olla. Dejar que nuestra mezcla hierva y seguimos moviendo hasta que agarre el cuerpo que queramos.

Hay que probar si la miel esta como queremos, colocando una gotita en el borde de un plato. A mi me gusta que no esté ni tan espesa ni tan aguada.

Colamos la miel y reservamos. Nuestra miel ya está lista.

Sacamos nuestra masa del lugar cálido de la casa, retiramos el secador y la bolsa de plástico. Nuestra masa ha duplicado de tamaño. Entonces golpeamos otra vez para sacarle el aire .

La masa quedará más chiclosa todavía, como se aprecia en la foto.

Ahora toca freir. De preferencia usamos un perol o wok. Si no tenemos, entonces una ollita. Colocamos bastante aceite para que nuestros picarones floten en el aceite.

Dejamos que caliente en un fuego medio alto.

Usamos 1 taza con agua mezclada con una cucharada de sal para mojarnos los dedos antes de agarrar la masa de picarones y no se nos pegue en las manos.

Cuando el aceite calentó lo suficiente, freímos los picarones. Al principio uno por uno, hasta agarrar confianza. Luego todos los picarones que querramos.

Usamos un palito o una cuchara para hacer girar en el medio, para voltearlos y retirarlos del aceita.

Servimos los picarones con un chorrito de miel. Quedan deliciosos!!! Nuestro esfuerzo valió la pena y quedamos (para cada una) como las reinas del mundo mundial. Buen provecho!!

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *