Kekes,Recetas

Keke de vainilla

Esta semana les comparto una receta muy especial. Es la primera receta que aprendí en toda mi vida cuando yo tenía cuatro años! Me la enseñó mi tía Lupe, quien ahora vive en Trujillo. Así que, esta receta se la dedico a ella.

También confieso que le hice unas pocas modificaciones a la receta a través del tiempo. Es que, desde que me la enseñó hasta ahora, han pasado taaaaaantos años…

Les cuento que este keke es demasiado delicioso y fácil de preparar.

Asimismo, este es el keke favorito de mi esposo. El día de su cumpleaños me pidió que se lo prepare y que le ponga crema pastelera. Así lo hice, pero también le puse fresas y chantilly, tipo naked cake pero en versión número de cumpleaños (la foto está al final). Fue un éxito. Su cumpleaños fue en junio… y desde entonces me pide todas las semanas que vuelva a preparar el famoso keke….

Podemos concluir entonces, que con este keke, hermana, amiga, mujer, podrás conseguir lo que quieras… =)

Así que, ahora les comparto esta receta con mucho cariño, espero les guste!

INGREDIENTES

8 huevos (separar claras y yemas)

200 gramos de margarina (de preferencia a temperatura ambiente)

500 gramos de azúcar blanca

4 tazas de harina preparada (Solo si no tienes harina preparada usa: 4 tazas de harina sin preparar + 2 cucharadas de polvo de hornear + 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio)

1 tarro de leche evaporada

1 cucharadita de esencia de vainilla

PREPARACIÓN

Empezamos cerniendo la harina cuatro veces. (Sí, cuatro veces). Pues deseamos un keke suavecito.

Ahora, a velocidad baja, batimos el azúcar con la margarina hasta que esté bien integrado. Parece una especie de arenilla, pero es uniforme. Si se pega un poco de margarina en la espátula, hay que detener la batidora, corregir con un cuchillo limpiando la espátula y seguir batiendo.

Luego incorporamos las yemas, una por una. Eso significa que se debe integrar la primera antes de agregar la siguiente.

Cuando nuestra masa ya esté uniforme, vamos a preparar la harina y la leche intercalados. Esto es, agregamos 4 cucharadas de harina y luego un chorrito de leche. Así sucesivamente para terminar con los ingredientes.

Luego agregamos la vainilla y nuestro keke está casi listo.

Pero no nos olvidemos de las claras, tenemos que batirlas a punto nieve hasta que puedas voltear el bowl sin que se caigan. (Si no te sale exactamente así, no hay problema, nada está escrito en piedra, igual el keke te saldrá delicioso).

Luego agregamos la mitad de las nieves a punto nieve con la masa del keke y mezclamos con una espátula con movimientos envolventes.

Cuando esté nuestra masa bien integrada, agregamos la otra mitad de las claras y seguimos mezclando con movimientos envolventes.

Ya está lista nuestra masa.

Ahora, sigue el horneado. Si vas a hacer un naked cake, te recomiendo usar dos moldes iguales y colocar la mitad de la masa en cada molde. Asimismo tienes que utilizar papel manteca en la base para que te quede perfecto cuando desmoldes. No olvidar enmantequillar y enharinar el molde y el papel manteca antes de colocar la masa.

Si es un keke casero, puedes usar el molde que desees. Pero si usas un molde de metal no te olvides de enmantequillar y enharinar bien el molde.

Yo estoy usando un molde de silicona que encontré en Casaideas por veinte soles. Son antiadherentes, por lo que no requiere enmantequillado ni enharinado previo. Además tiene un diseño simpático.

Si vas a usar el mismo molde que yo, la receta te va a salir para un keke y diez cupcakes, pues sale más masa. No hay que llenar el molde hasta el borde pues puede derramarse.

Asimismo, los master duster de los moldes son los nordic ware… , son preciososssss; pero muy caros (no te baja de ciento cincuenta soles). Así que si conocen a mi esposo, díganle que me regale alguno por navidad.

El tiempo de horneado depende de la altura del keke. Si haces cupcakes son 20 minutos. Si haces naked cake en dos moldes, será 45 minutos. Si haces el keke en un solo molde, es una hora.

La temperatura es 180 grados centígrados o 356 grados farenheit. Igual hay que ir revisando el horno cinco minutos antes. Estar alerta a los olores y antes de retirar el keke hay que poner un palito y retirarlo y verificar que salga limpio. Eso significará que nuestro keke ya esta listo.

Queda deliciosooooo!!

Aquí va la foto de la torta de cumpleaños que le hice a mi esposo. Hice doble receta y me rindió 50 porciones.

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *