Postres de mi infancia,Recetas

Churros rellenos

Esta receta va dedicada a mi amiga Rosakelly, quien me animó a preparalos. =) Yo ya había preparado un par de veces churros en casa, con cualquier receta que encontré por ahí, pero no tenía una receta ideal.

Por motivo del blog, estuve investigando y preparándome para compartirles una receta que fuera realmente muy buena. En realidad, seleccioné y ejecuté dos recetas. Pero la segunda francamente me salió tan dura la masa que yo no podía aplastarla y tuve que pedir ayuda a mi esposo. Al final, mi manga se reventó. En conclusión, la segunda receta se la daría a mi peor enemigo =)

La receta que les comparto es una variación de la receta de Sandra Plevisani, del libro de postres Blanca Flor. Yo le quité un huevo a su receta pues no quería una masa aguada.

Asimismo, para que los churros sean rellenos, tuve que buscar unas boquillas más grandes para que salgan gorditos y también tuve que conseguirme una boquilla especial para rellenar churros. Estas boquillas las venden en el segundo piso del Mercado Central y mi papá me hizo el favor de conseguirlas para mí.

Estos churros los pueden rellenar con manjar blanco (también conocido en otros países como arequipe o dulce de leche), fudge o crema pastelera. La receta para el fudge de chocolate se encuentra en la receta de torta húmeda de chocolate de este blog. ( http://www.elladodulcedelavida.com/torta-humeda-de-chocolate/ )

En este caso, los rellené con manjar blanco y quedaron buenazoooooosssss, Incluso, me quedaron churros para congelar y usar otro día. Un éxito!

A continuación les comparto la receta:

INGREDIENTES

Para la masa:

1 taza o 250 ml de agua

200 gramos de margarina

1 pizca de sal

1/4 de taza de azúcar blanca

2 tazas de harina (preparada o sin preparar)

3 huevos

Para freir:

Aceite vegetal

Para decorar:

2 tazas de azúcar blanca

1 taza de manjar blanco

En la foto aparecen 4 huevos, pero en realidad usé 3.

PREPARACIÓN:

Colocar en una olla el agua, margarina, sal y azúcar. Llevar al fuego e ir moviendo hasta disolver todos los ingredientes.

Movemos constantemente con una cuchara de palo (que no tenga sabor a comidas) o con una espátula resistente al calor. Cuando rompa a hervir hay que apagar el fuego y agregar toda la harina de golpe.

Así queda cuando está hirviendo.

Movemos constantemente con la cuchara de palo hasta que se forme una masa mas o menos uniforme. Luego que tengamos esa masa mas o menos formada, encendemos el fuego a temperatura baja y seguimos moviendo nuestra masa por unos 2-3 minutos para que nuestra masa se seque. Sin dejar de mover.

La olla va a sonar como una plancha de ropa cuando plancha ropa húmeda. O como una plancha de cabello cuando cometemos la imprudencia de pasarlo cuando nuestro cabello está todavía húmedo (no lo hagan).

Luego de que pasaron los minutos, llevamos nuestra masa a la batidora. Si, a la batidora. Y lo batimos un minuto a velocidad media baja. Si no tienen batidora, pueden batir con la cuchara de palo, no pasa nada.

Estoy usando el batidor tipo globo pues la masa es muy suavecita y se deja trabajar.
Saldrá un montón de humo. Eso es bueno, pues queremos enfriar así un poco la masa y que cuando agreguemos los huevos no se haga sopa fuchi fu.

Sin apagar la batidora, agregamos los huevos uno por uno.

Ahora tenemos una masa cremosita. La agregamos en nuestra manga. Estoy usando un pico estrella bien ancho. En el mercado central la pedí «especial para churros rellenos». Sin embargo, si no desean rellenarlos, pueden usar un pico estrella más grande que tengan (que no tan gigantón como el otro). Lo pueden servir con ganache de chocolate. =)

Queda así de cremosita luego de haber incorporado los huevos.
Me costó 7 soles (2 dólares) en el segundo piso del Mercado Central.
Usé una manga repostera de plástico

Luego, buscar una fuente y colocar papel manteca. Ahora aplastamos y hacemos churros de 15 centímetros de largo. Cortamos con la mano o con el mismo movimiento que hacemos con la manga.

Me salieron 15 y medio =)

Como un truquito, hay que llevarlos al freezer por una hora como mínimo para que al momento de freír no se desarmen y salgan crocantitos.

Si deseas, luego de esa hora de congelamiento, los puedes poner en una bolsa ziploc y congelarlos por varias semanas. Eso es lo que hice, pues como estoy a dieta, solo cociné 5 y dejé los otros cuando termine la dieta =) o cuando tenga visita y me aparezca como doña Florinda con su fuente de churros recién fritos.

Para freír hay que usar aceite vegetal, la cantidad necesaria que permita cubrirlos churros mientras los freímos. Asimismo, hay que usar temperatura media baja. Pues si usamos temperatura alta, nuestros churros serán oscuros por fuera y crudos por dentro.

Entonces, colocamos unos cuantos churros en la sartén con aceite tibio y dejamos que se cocinen. Pueden ver como burbujea el aceite. Luego de unos minutos volteamos. Nosotros elegimos que tan dorados queremos que salgan.

Cuando retiremos los churros, hay que ponerlos en papel toalla para retirar el aceite en exceso. Luego llevarlos los churros calientitos en un bowl con azúcar blanca y girar los churros para que el azúcar se les pegue.

Me han contado un truquito que aún no implemento, pero dicen las abuelitas que para que nuestro churro no chupe aceite hay que freírlos con manteca vegetal. Primero, derretir la manteca a temperatura baja y luego que todo esté derretido, freír a temperatura baja.

Mucha paciencia en este punto. Lo importante es que se cocinen por dentro. Pueden usar el churrito pequeño como prueba de cocción.

Luego, para rellenar usamos el pico especial inyector, que también lo venden en el Mercado Central a 8 soles.

Yo le puse manjar blanco tibio porque es más suavecito y eso facilita el proceso del relleno. Miren el pico inyector.
Tienen una pintaza… pero aún no están listos. Les falta el relleno.

Ponemos el pico en un extremo del churro y presionamos suavemente mientras al mismo tiempo vamos retrocediendo y retirando la punta.

Luego vamos al otro extremo del churro y hacemos exactamente lo mismo.

Y voilà! así salen los churros rellenos. Quedan deliciososssssss!!

La próxima semana subiré la receta de churros rellenos tipo españoles con relleno de crema pastelera y también les enseñaré a hacer manjar blanco casero.

Particularmente, a pesar que sé preparar mi propio manjar casero, prefiero el manjar arequipeño Bazo Velarde. Es más rico en mi opinión…

Espero les guste y me cuenten como les salió!!

También puede gustarte...

1 Comentario

  1. Gracias María Cristina!!!! Te cuento que yo compré la manga y las dos boquillas en el Mercado de Surco me costó 12 soles…ya te mando la foto a ver qué tal me salen Besote.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *